"A vida da gente": una grata primera impresión

Más vale tarde que nunca, dicen. Así que he venido a pronunciarme sobre una de las novedades de la Globo. A vida da gente: la telenovela debut de Lícia Manzo, una dramaturga a la que algunos ya catalogan como la sucesora de Manoel Carlos.

Fernanda Vasconcellos y Ana Beatriz Nogueira viven una difícil relación madre-hija en A vida da gente.

La trama cuenta la historia de una familia del siglo XXI, atravesada por un melodrama de lo más clásico. Eva (Ana Beatriz Nogueira) y Jonas (Paulo Betti) están casados entre sí, cada uno con hijos de diferentes matrimonios. Las hijas de ella, Ana (Fernanda Vasconcellos) y Manu (Marjorie Estiano), vivieron desde niñas con Rodrigo, el hijo de él. Pero ya entrados en su juventud es que Ana y Rodrigo se descubren enamorados el uno por el otro. Sus padres, no obstante, se embarcan en una turbulenta separación que amenaza con separarlos.

Tiranizada por su madre, Ana es una tenista en el auge de su carrera. Su hermana, a la vez, sufre el rechazo de Eva y es relegada a un segundo plano. Pero las cosas cambian: Ana queda embarazada luego de su romance con Rodrigo. Es obligada a vivir su embarazo en secreto. Y luego de nacer su hija, Ana sufre un accidente que la deja en estado de coma.

Manu decide hacerse cargo de su sobrina. A la vez que Rodrigo asume el papel de padre. Pasados cinco años los tres acaban convertidos en una familia. Es cuando Ana despierta del coma, cambiando otra vez la vida de todos.
Marjorie Estiano es Manuela.

Una íntima historia sobre relaciones familiares. Lo que más parecido de  A vida... con la obra de Manoel Carlos. Pero son notorias las diferencias que dotan a Lícia Manzo de un estilo propio. Y es en buena parte una mayor sensibilidad, junto a la agilidad de una serie americana. Pero, por sobre todo, en A vida da gente no hay mucamas hablando de las compras que hicieron en el supermercado.

Bonita experiencia fueron los dos primeros episodios. Los planos, la fotografía y la música funcionan como un personaje más de la mano de Jayme Monjardim. Nunca está demás elogiar al director de Vivir la vida. Esta vez nos lleva a través de Rio Grande do Sul, Argentina y Mato Grosso do Sul. Siempre con la poesía audiovisual a la que nos tiene acostumbrados.

El elenco, muy acertado. Marjorie Estiano está simplemente adorable. Ana Beatriz Nogueira, da vida a Eva con soberbia y muchos matices. Gisele Fróes (La favorita), impecable como la centrada entrenadora de Ana. Hermosa protagonista, dicho sea de paso, quien nos recuerda a su Nanda de Páginas de la vida. En una novela que promete ser lo que aquélla no pudo: un verdadero drama realista.

Punto flojo:

- Algunas declaraciones de amor rozaron la cursilería absoluta. Se entiende siendo que la novela se ve a la hora de la merienda. Un momento en que no viene mal algo de azúcar... Distinto es cuando la quieren pasar por vía intravenosa en el horario noble.

14 comentarios

  1. Ola!
    el nombre de la actriz que interpreta Eva es "Ana Beatriz Nogueira". La novela se encontra adorable, la mejor de esta temporada de nuevas novelas. A vida da Gente és una novela para las 21h en la Red Globo. Gosto muito do seu blogue.

    ResponderEliminar
  2. Vade retro! Tener la esperanza de que Manoel Carlos pronto será historia (no por haberla hecho, sino por terminar donde su 'arte' merece, en el olvido) y ya va despuntando una 'sucesora'.

    Estoy viendo "Por amor", novela de la que guardaba mejores opiniones, ya que la había visto empezada y en otro esquema de transmisión (no el cubano, que aunque sea en el Canal Habana, perjudica por la fragmentación excesiva de las historias).

    Hoy en día, me doy cuenta que una vez Manoel Carlos, SIEMPRE MANOEL CARLOS.

    ¡Es imposible! Si hace una década ese exceso de sacarina incluso me encantaba, hoy a la altura de los 31, me resulta empalagosa. Si al menos, el tensara las cuerdas de su historia, no sería tan morosa y soñolienta.

    En "Por amor", a diferencia de otras tramas posteriores, Maneco aún tiene 'trama'. Aún parece que escribe novelas, no pseudo-relatos sobre la 'realidad'.

    Quien conoce Brasil y Leblon, sabe que aquella idealización es como toda idealización una falsedad.

    El barrio ni tiene tanto glamour, ni es el paraíso terrenal, que sólo existe gracias a la impericia dramatúrgica del autor y al gran talento audiovisual de los varios directores que lo han secundado.

    Justamente esa pericia, fue lo único que me llamó la atención en A vida da gente que, evidentemente, está teniendo serios problemas de tono y enfoque.

    Ese pseudo-existencialismo pragmático de las series norteamericanas, no pega con el género TELENOVELA y mucho menos con la de las Seis.

    Años ha, el propio Maneco escribió "Felicidad", que era un monumento a la enajenación. Pero cumplía su cometido 'color de rosa'.

    Parecerá fácil, pero escribir una novelita de 'agua con azúcar', es una proeza. Siempre se está en la cuerda floja, pértiga en mano, tratando de mantener el equilibrio, para no destilar más 'veneno' de la cuenta.

    Los excesos de sacarosa son aceptables, pero siempre que se mantenga la atención del espectador en vilo.

    Cosa que, usualmente, no sucede en las producciones 'manequianas' o cabría decir 'manequeístas' (el término está que ni mandado a hacer... lástima, que se deba a Manes, filósofo persa, del s. III).

    Manequeísmo: 2. m. peyor. Tendencia a interpretar la realidad sobre la base de una valoración dicotómica (DRAE).

    ResponderEliminar
  3. Hay quien diga que en este 'tipo' de 'telenovela' no existe esa polarización entre bien & mal. Todos son 'más humanos'. Pero es que las polarizaciones se dan en otros sentidos y mucho más prejuiciados y peyorativos: ricos & pobres.

    Los primeros 'virtuosos' por naturaleza (imperfectos a su modo, pero siempre en el centro de la atención, porque viven historias 'dignas' de ser contadas en primer plano...); los segundos, grises y feos como su propia existencia, por ello, sólo son relleno y jamás han centrado - ni centrarán - una historia del 'cronista de Leblon'.

    Hay quien dice que el género TELENOVELA, debe renovarse, que está agotado... Y la respuesta presunta a esa renovación es adoptar un tono más 'realista'... donde haya menos 'absurdos' y haya más 'realidad'. ¿Pero hasta qué punto es 'real' lo que vemos? ¡Lo de Maneco, sin duda alguna NO lo es!

    El único 'realismo' de Maneco y sus clones reside en la falta de sentido narrativo. Basta con ver los enunciados de las escenas. Abundan verbos 'cotidianos' por así llamarlos (conversa, habla). A veces hay unos más subidos de tono 'pelea, discute'. No he visto 'llora', aunque en las fotografías el exceso de lágrimas y situaciones lacrimógenas es evidente. ¿Eso es melodrama... llorar? ¡Ni los mexicanos!

    Si a los americanos les funciona ese estilo de 'pseudo vida cotidiana' - por ejemplo Las Chicas Gilmore y muchos otros 'dramas' sobre 'nada' - ok. Allá ellos. Para eso tienen una amplia gama de ofertas. Desde los culebrones seculares, hasta dramas de tanta calidad como Mad Man.

    De hecho, la mayoría de las series con un tono más 'reflexivo', 'profundo', que 'fascinan' a los intelectuales, son series de canales de cable y por ende, no son productos main stream (aunque la penetración del cable en los EUA sean infinitamente superior a la de Brasil). Los ratings son elocuentes.

    También sus guiones, que están mucho mejor escritos y sobre todo, enfocados en el estilo del programa. El error es querer 'vender gato por liebre', algo muy en voga en estos días...

    De ahí que no sean comporables con las telenovelas de la Globo, que son los principales programas de entretenimiento de la TV brasileña... después de terminada la novela de las 9, aquello es un desierto de 'entrenimiento digno' (ni los shows del SBT, ni el Super Pop, de Luciana Gimenez, y mucho menos las novelas de la Record, merecen ninguno de los dos apelativos).

    (sigue...)

    ResponderEliminar
  4. Ir por ese camino, es desconocer las reglas de un género muy definido como la TELENOVELA. Si no les gustan, por favor, ¡escriban algo más! La aproximación del género a la 'vida cotidiana', ya se dio hace mucho por el naturalismo acentuado de las producciones globales. La 'fórmula' se 'descubrió' en los 70, cuando el género adquirió algunos trazos de 'realismo'.

    No tiene sentido hilvanar una conversación con la otra, en la que las personas, supuestamente, hablan de la 'vida'. Eso se ve en los realities. Mucho más espontáneo. Mucho más 'veraz' (aunque nadie se comporta como realmente es, delante de una cámara 24 x 7). Y sobre todo, ¡mucho más barato!

    La dramaturgia requiere INTENSIONALIDAD... intensionalidad, es lo que le falta a la mayoría de estas obras, que aunque calen en una parcela del público, difícilmente lleguen a ser universales. Los bajísimos índices de A vida de gente así lo demuestran. Hasta la fábula medio 'delirante' de Cordel encantado, obtuvo muy buena aceptación, luego de un inicio de 'extrañeza' ¿por qué? La respuesta la dejo en el aire, porque me parece obvia...

    PS. ¡La palabrita 'vida' y 'vivir' se ha vuelto demasiado demagógica para mi gusto en la Globo!

    PS. 2. Pronto Fernanda Vasconcelos será sinónimo de fracaso, de 3 telenovelas en las que ha actuado, las 3 han ido mal en el Ibope (a excepción de Páginas, que aún así naufragó en sus finales).

    PS. Perdonen que escriba taaaan largo, jajaja

    ResponderEliminar
  5. No hay dudas. ¡Me encanta este blog! Las telenovelas brasileras son mis favoritas. Lástima que aquí en mi país ya ningún canal nacional quiera transmitirlas, pues ahora TELEVEN solo programa novelas de Telemundo. Gracias a esta página puedo enterarme de las novedades de los dramáticos de Brasil. ¡Los felicito, sigan adelante!

    ¡Un abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  6. Antón, alias novoluar: creo que muchos de los que siguen el blog sabrán que mi opinión respecto a Manoel Carlos no difiere mucho de la tuya.

    Mi intención, bien o mal lograda, fue resaltar las diferencias de su obra con esta novela. Una de la que al menos a mí me han podido más los puntos fuertes que los flojos.

    Sin duda "A vida da gente" en sus primeros pasos recuerda más a las obras de Maneco que, sin ser grandiosas, resultaban mucho más potables que sus últimos tres trabajos. Sobre todo en la temática y el tono por momentos edulcorado. Pero sin duda, noto que tiene una sensibilidad más honesta. En la medida que puede hablarse de sensibilidad en la obra de Maneco, que no es otra cosa que "golpes de efecto" y sensacionalismo de lo más descarado.

    Tampoco he notado, contrario a lo que opinas, ese clasismo prejuicioso del autor que está presente en todas sus novelas: léase Winnits en "Páginas de la vida", la hermana de Helena en "Vivir la vida", Roberta Gualda en "Mujeres...". Ese prejuicio en Maneco no se nota en los personajes, como pasa en "A vida da gente", si no en la misma fantasía del relato en el que la señora clase AB es siempre virtuosa y comprensiva. Acá noto lo contrario: una Eva desesperada por perder la seguridad que le proporcionaba su matrimonio hipócrita y conformista.

    De drama genuino no he sentido tanta falta. Los giros, la acción en lo que al relato se refiere y los ganchos del folletín han estado. Al igual que la "intensionalidad" en lo que se refiere a introducirnos en la problemática de los personajes y empatizar con ellos. Al menos yo he captado las motivaciones de los personajes y hasta llegué a encontrarle justificación a la de aquellos más despreciables.

    Para resumir: he visto los temas, el contexto y el Mojardim de Maneco sin su plasticidad y carencia narrativa. Entendiendo por contexto la clase social de los protagonistas porque de ese Leblon ilusorio no visto ni rastros.

    ResponderEliminar
  7. Javier: ¡bienvenido al blog! Es muy agradable saber cuánto te gusta. Esperamos tenerte por aquí más seguido.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. ...por mal que hable de Manoel Carlos, no puedo negar que "Por amor", sobre todo a partir del cambio de bebés, tiene momentos 'mágicos'...

    La parejita de Nando & Milena. Blanca. El 'nieto' que sólo mama con la 'abuela'. En la Globo, sólo Maneco sabe cómo mezclar los colores para dar ese 'rosado intenso'.

    Otros como Gilberto Braga o incluso el propio Silvio de Abreu, aunque hacen un folletín de primera, cancanean cuando de 'sensibilidades extremas' se trata.

    Ellos, aunque puedan ser más incisivos, quizás, en el tratamiento psicológico del alma de la mujer, cuando empiezan a meterse en el 'agua con azúcar', naufragan sin remedio...

    Sin tan solo tuviera un poco más de ritmo y 'pimienta'... y claro está, no fuera tan errático, sus novelas serían, en su estilo, 'impecables'.

    A vida da gente, hoy, finalmente 'reaccionó' y dio 27 puntos, luego de un comienzo bajísimo (20-23 puntos). Yo sigo pensando que hay un error de enfoque en esta historia. Lícia Manso, debería dedicarse a escribir NOVELAS, no crónicas de una supuesta vida cotidiana.

    ResponderEliminar
  10. No sé si usted ha tenido la oportunidad de ver la telenovela Novo luar, pero ella es maravillosa, una novela que llena los ojos de los que miran y nos ofrece una actuación antológica de Ana Beatriz Nogueira, Nicette Brunno, Marjorie Estiano, entre outros.Incluso Fernanda Vasconcellos que está muy bien en la historia! Abrazos me encanta este blog, como brasileña me siento orgullosa de ver a su dedicación a nuestras novelas!Soy MARINA

    ResponderEliminar
  11. Si hablamos de ibope , no hablamos directamente de calidad, sigo esta novela que es un claro ejemplo de un gran esfuerzo por recuperar la cotidaneidad de la vida que lastimosamente no se vio en las dos ultimas novelas de Manoel Carlos. Una historia original y que no necesita caer en asesinos multiples y malvados despiadados para crear suspenso y emoción.

    Que grato recuperar historias frescas y mucho mas cercanas al día a dia. Falta mucho llegar a historias excelentes como Historia de Amor de Manoel Carlos pero tener una visible predecesora es un aliento

    ResponderEliminar
  12. Hola, soy soledad de córdoba argentina, una gran admiradora de las novelas brasileñas en general.Veo que los comentarios son muy avezados, son unos especialistas. Solo queria decir que son geniales, mas alla de algunas criticas, los argumentos suelen ser parecidos en latinoamerica, pero la realización, los paisajes, el vestuario, la musica, como nos transportan...! es incomparable, si la historia no es super, con todo lo demas nos basta. He comenzado a verlas por internet, porque en argentina las sabotean para poner esos melodramones hechos en bs As con escenarios poco creibles de carton, una mesa y un mate con pava, eso es todo. Las joyas como Amazonia, India, Passione, increibles. Hasta las veo en portugues, que poco a poco voy entendiendo. Espero poder seguir sus comentarios, felicitaciones!

    ResponderEliminar
  13. Una compatriota. ¿Cómo estás, Soledad? Bienvenida a Brasilescopio.

    Acá vas a encontrar muchas personas que concuerdan con lo que estás diciendo. Y, como sugerencia, la verdad que tu elección de ver las novelas en portugués es lo mejor. Vas a ver que el idioma lo vas a incorporar enseguida. Elegiste una forma entretenida de aprenderlo.

    Va para vos lo mismo que para Javier: esperamos tenerte más seguido y conocer más de tus opiniones.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Hola soy soledad de cordoba argentina otra vez. Ahora para contarles que ya vi la novela a vida da gente en su totalidad, y me parecio espectacular, divinos paisajes, excelentes dialogos, la abuela es genial y una sabia, muchas cosas podría decir, la verdad, no se si uds se dan cuenta de la calidad con que se estan haciendo estas series, felicitaciones a los actores y directores de fotografía. Cual me recomiendan para ver? rapido!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu opinión! No olvides que necesitas identificación para dejar tu comentario. Averigua cómo registrarte haciendo click aquí.