'Terra Nostra' - Viejas recetas de la abuela...

Revisando clásicos...

Vista en los 4 confines de la tierra, la novela alcanzó altos ratings en su 'patria de origen': Italia (banner original de la Globo, con logo de Rete-4)

Terra Nostra es como las viejas recetas de la abuela: bien cocinada, efectiva, pero sin muchas sorpresas. De hecho quien ha visto una que otra telenovela de Benedito Ruy Barbosa, básicamente, sabe a lo que se expone, aunque lo indefinido de la trama, nos hace siempre estar ‘expectantes’, para saber qué vendrá después, pues a la altura del capítulo 60, parecería que no hay más nada que contar en los siguientes 90.

Aunque poco se hable del asunto, la idea original era dividir Terra Nostra en varias fases, como otras historias del autor (Pantanal, Renacer, El Rey del Ganado y claro, el antecedente más directo de esta: Los inmigrantes). La Globo llegó a contratar especialistas holywoodenses, para envejecer a sus jóvenes protagonistas, que deberían transitar de los años 10, del s. XX (aproximadamente) a finales de los 30 y de ahí al año 68.
Una historia diluida...
Hoy en día no quedan indicios de esa intención. Pero recuerdo haberlo leído durante su transmisión original. El boom causado por Ana Paula Arósio, Thiago Lacerda y Maria Fernando Cândido, habría obligado a Barbosa, a alterar los cursos de su novela, prescindiendo de la 2da y 3ra etapa, para mantenerlos durante toda la historia jóvenes y bellos. Agotado el argumento inicial de la 1ra fase, poco o nada nuevo podría crear este autor, bastante lacónico de por sí.

De ahí que viéndola hoy en Cuba me parece estar presenciando un gran chicle estirado hasta el infinto, que trata de mantener una historia de rancia estirpe novelera, pero con desarrollo notoriamente pobre (muy al estilo de los años 60, cuando Ruy Barbosa empezó a escribir).

Ni cuando fue a hacer Esperanza (Terra Speranza, en el mercado latino), Benedito pudo utilizar sus ideas de inicio, pues según él, el director y Lauro César Muniz, las copiaron en Acuarela de Brasil. Paradójicamente, el hechizo se volvió contra el hechicero y el éxito lo llevó al fracaso.

La gran repercusión en el mercado foráneo, obligó a la Globo a sacar una aparente continuación de la saga (ahora 'enriquecida', con españoles, judíos y otros inmigrantes). Pero la prisa y el oportunismo, transformaron en un fallo rotundo y justo a 'Semejanza', así bautizada por su absoluta falta de originalidad.
A Terra..., más atenuada en cuanto a fórmulas, le pasó otro tanto: luego de picos de 53 puntos en sus episodios iniciales, encalló en un promedio de 45, bastante poco para la que debutó como el éxito de la década.
 
Inmigrantes: tema recurrente...
Nuevamente los emigrantes. Nuevamente el asunto agrario centrando más de un núcleo. El café. Las haciendas. Incluso la emancipación negra tratada en Niña moza (al punto que el remake del 2006, termina donde empieza el folletín del 2001: con la llegada de los italianos). 

Una novedad, quizás, sea el tratamiento del tema ‘mujer’. Machista en extremo, Ruy Barbosa, acostumbra defender la visión patriarcal de sus muchos años, convirtiendo a las mujeres en criaturas sumisas, a la sombra de algún varón (casi siempre mayor, que tiene la suerte de ser amado por jóvenes apetitosas y carentes, ejemplos: todos los previos, más Ciudad Paraíso y Cabocla) y cuyos exabruptos libertarios, no dejan de ser tímidos pataleos.

Aquí hay toda una galería de viscerales personajes femeninos (la mayoría orbitando en torno de la misma problemática: la opresión masculina y la emancipación de la mujer a principios de siglo). Emancipación que,  90 años después, no parecen haber alcanzado, pues en historias más modernas, su rol es aún más limitado... 

Juego seguro: Raúl Cortez y Antonio Fagundes, buenos actores, pero los mismos personajes de siempre
Recuérdese a la vengativa Mariana – Adriana Esteves – que sencillamente salió del aire, dizque por su mal desempeño. O la Rafaela de Gloria Pires, que difícilmente podríamos acusar de mala actriz, sin embargo, pasó ¾ partes de la historia aguantándole la vela a los personajes masculinos. Y eso que era ‘La Mala’.

En el apartado ‘villanos’, Terra Nostra, es más feliz que otras obras de Barbosa. Sólo el Barón de Araruna de Niña… parecía tener esa fibra. En el resto de los casos, nadie nos hizo perder el sueño, porque poco o nada hacían.

Janete (Ângela Vieira) demostró en los primeros capítulos ser verdaderamente pérfida. Su maldad es gratuita, pero qué villano requiere de muchas justificaciones. El odio por los italianos se entiende y eso basta. Cumpliendo con un antiguo canon novelero, ella priva a la heroína Giuliana (Ana Paula Arósio) de su criatura y la da en adopción, lo cual se convierte en eje de una trama bastante difusa…

Tras la entrega del niño y algunos vaivenes circunstanciales, sencillamente, la historia se estancó. Las pocas escenas con toque de suspense, pasan sin pena ni gloria (gracias a una musicalización casi nula, que potencia el anticlímax). Otras, que no tienen ninguno, quieren resaltarse con inexplicables temas de misterio, como si eso anulara su intrascendencia. 

Prejuiciosa e intolerante, Madame Janete, pasó de villana pérfina a ricachona insoportable
Ahora, si falta música en las secuencias de tensión, el resto de la novela parece una ópera de Puccini. La grandilocuencia sinfónica de las cortinas musicales, el temita barato de Marcus Vianna y la reiteración de piezas italianas, llegan a ser tan abrumadores, que no dan descanso, a pesar de molestas lagunas de silencio en otros momentos (¡qué paradoja no!).

Su director Jaime Monjardim, tan obsesionado con el cine y las atmósferas oníricas, ya había probado la fórmula en otras producciones (generalmente fuera de la Globo: Pantanal, Amigas para siempre) y siguió haciéndolo de vuelta a 'casa' (El Clon, Acuarela de Brasil, América). 

La realización, en general, es un punto alto de la telenovela. Terra Nostra inauguró, a mi criterio, la era de las mega-producciones que, al mejor estilo de Hollywood, tratan de superarse con cada nueva propuesta. La Globo no escatimó recursos. Ni técnicos, ni artísticos, ni mucho menos económicos. Y el director supo aprovecharlos bien.

El trabajo en exteriores es mucho más rico que en el estudio, pero aún así, luces, cámara y escenografía contribuyen para un clima cálido, agradable (completado con una abundancia de caritas lindas, que hacen más potable el producto).  

La pareja protagonista: factor de éxito
De hecho, me atrevo a decir, que como muchas otras novelas (véase el caso de La Gaviota, Café con aroma de mujer), Terra Nostra basó su éxito casi exclusivamente en la pareja protagonista, un contraste total con el par disfuncional de Glória Pires y José Wílker, que hundió su antecesora: Suave veneno.

Sólo que 60 entregas más tarde, ya nada de eso sorprende. La constante exaltación amorosa de Mateo y Giuliana, salpicada de esporádicos percances, empalaga. La música, los paisajes, las secuencias infinitas, entremezcladas con filmaciones originales de la época, pierden la poca intencionalidad de ciertas subtramas, que podrían emocionarnos un poco más.

Conscientemente uno sabe que eso es ‘material novelero de primera’, emotivamente no lo percibe.

¿Ud. que ya la vieron, díganme, sigue así hasta el final…?  

"Martirio, tormento d’amore..."

Edición: 21/09/12

8 comentarios

  1. vendo este banner de "Terra nostra" com o logo da RETE4 mi fez lembra dos atores da novela falando sobre o sucesso da novela na Italia que antes de "Terra nostra" novela para os italianos era tudo mexicanas se não me engano a novela foi reexibida com pouco tempo ao fim de sua primeira transmição se não estou enganado tambem este canal exibio outras novelas da Globo como "Força de um desejo" tambem da pra ver que eles são bem seletivos e não compran qualquer coisa.pelo menos naquela época já que hoje em dia nas tv's italianas são exibidas Soap operas Alemãs,Americanas e as próprias soaps Italianas coisas ao meu ver muito baratas e com pouco conteudo que tenhe uma boa aceitação do publico italiano coisa que eu pude ver com auguns videos e noticias da internet pelo menos com Relação a Soap Americana "The bold and the beautiful".

    ResponderEliminar
  2. apesar de não ter gostado da novela" Terra nostra"ela entra para o hall das novelas classicas no mundo junto com "Escrava isaura" "O clone".

    ResponderEliminar
  3. Antes y después Vagner. Porque a pesar del boom de Terra Nostra, las novelas brasileñas no han vuelto con fuerza a Italia. Fuerza del deseo tuvo un desempeño discreto y Terra Nostra, a pesar de las condecoraciones presidenciales y tal, ELEVÓ la audiencia del canal, pero no se elevó por ENCIMA de las audiencias. Eso quiere decir que Rete4 a esa hora tenía un rating mísero y Terra Nostra lo subió, pero no venció a la competencia (que yo recuerde).

    Las soaps americanas no vienen de ahora. De hecho eran los culebrones clásicos de la TV italiana hasta que llegaron, justamente, las brasileñas las que abrieron con Dancin' Days, Agua viva y Sinhazinha Flô una era corta, pero floreciente. Dancin' Days la veían 5,5 millones de personas diariamente. Agua viva, 5. Sinhazinha tenía menos rating, porque era una novela de las 6 de la época que las novelas de las 6 eran SOSAS.

    La Globo compró Telemontecarlo y perdió el nexo con Rete4, ya que Mediaset de Silvio Berlusconi le hizo la guerra. Rete4 y otros canales pertenecen al expremier italiano. Desde Montecarlo ellos tuvieron ciertos éxitos. Sobre todo gracias al fútbol, pero la era de las novelas brasileñas - tengo entendio acabó.

    Italia históricamente ha transmitido soaps, como Beautiful (The B & B). Santa Barbara, Capitol, etc.

    De hecho, Italia, Alemania, Francia y en menor medida España, siempre fueron colonias culturales de loa EUA, pues allá se transmitían 10 de cada 10 series norteamericanas importantes. Incluso se conocían con sus nombres en inglés (como en Alemania).

    Las brasileñas - como venían con cierto prestigio - abrieron paso a las latinas, pero no se mantuvieron y los gustos primitivos de las audiencias se impusieron (Topacio venció el final del Mundial de fútbol del 86, si no me equivoco con 10 millones de espectadores).

    En España, Cristal era vista por 8 millones de personas, a pesar de su precaria realización. Ahora Dancin' Days por la que apostó A3, falló. De hecho, El color del pecado, fue levantada (quizás antes de tiempo por falta de paciencia). Curiosamente, una novela tan leeeenta como Terra Nostra, fue un exitazo, pero fue la única, porque Fuerza del deseo, fue muy picoteada.

    ResponderEliminar
  4. A mí Terra Nostra, podría gustarme más... (si se trabajaran mejor los climas de tensión, si se explotaran algunas líneas temáticas, si se llevara a su máximo potencial, pero Benedito, a pesar de ganar en aquel entonces 140 mil reales por mes más los 3 millones que le depositaron en la cuenta tras su nuevo contrato, prefería no estrasarse él, pero estresarnos a nosotros con tanto Martirio tormento d'amore...)

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que hoy en dia el panorama de la tv cambio en todo el mundo, hoy gran parte de los paises producen sus propias telenovelas y la mayoria de las telenovelas extranjeras se emiten en canales de cable especializados en el tema, tal es el ejemplo de Italia ,Francia o Rumania , es la unica manera que las novelas de la globo sean exibidas en esos paises ,aqui en Latinoamerica tenemos el canal "Pasiones" que vendria ser la version en español del canal "Viva" ya que emite novelas viejas, actualmente estan transmitiendo Renacer,El clon y Uga Uga

    Con respecto a las novelas brasileñas emitidas en España, Terra NOstra y Fuerza del Deseo fueron traducidas en la propia España cosa que no sucedio con "El color del Pecado" que Antena 3 la emitio con la traduccion en español neutro latioamericano ,creo esto contribuyo al fracaso de la novela por alli...

    pd:hay que recordar tambien que la globo realizo una coproduccion con la tv española ,la novela "Lua cheia de amor" en la decada del 9 ¿alguien sabe si tuvo exito?

    pd: Novoular espero que luego de "Terra Nostra" no compren "Esperanza" por que eso si es un verdero tormento...

    ResponderEliminar
  6. Pues no, justamente, El color del pecado, mi estimado Tincho, también se emitió con doblaje español. De hecho ellos rebautizaron a Preta como Marta (¿algo que ver? sólo el 'ta' final).

    Creo que uno de los factores que ha boicoteado las novelas brasileñas en España ha sido el doblaje (innecesario con los culebrones latinos). Si las emitieran doblaje 'neutro', quizás tendrían otra recepción.

    De hecho, el factor idioma/doblaje ha perjudicado históricamente a las brasileñas, de acuerdo a los espacialistas. Que si el venezolano era 'malo', que si distanciaba al público, que si el portugués molestaba a los que las exhibían subtituladas.

    No creo que sea una cuestión de 'idioma/ doblaje', sino de costumbre, lenguaje narrativo y percepción.

    Las novelas brasileñas no se hacen para público erudito. El cine y TV norteamericanos que tendrían un registro 'semejante' (conservando las distancias) es aceptado y es doblado en la mayoría de los países.

    Terra Nostra fue muy exitosa en la mayoría de los países, a pesar de los doblajes (por cierto, como fue de las primeras, el ajuste de diálogo del italiano es absurdo, pues enmascaran la mayoría de las palabras italianas y sin embargon pasan palabras portuguesas como si fueran italianas: como el 'fala' de la madre Paola y otros).

    Ayer viendo Terra... me acordé de Amar en tiempos revueltos (¿así se llama no?) la soap de la TVE... leeeeentíiiiisima, sin contenido reconocible, emociones pocas... de época, con 'amores lindos', sin tanta 'malicia'. Y me di cuenta 'por qué' funcionó en España. Ya Fuerza... era más dinámica, llena de 'maldad' y no fue bien recibida. Tampoco en Italia.

    Aún así los culebrones de Televisa y Telemundo arrasan. ¿Por qué? ¿Por la falta de identidad con Brasil, su distancia...? ¡Pero si aquello es el primer mundo! En fin...

    O sea que toca acostumbrarse, tener un poco más de receptividad... y paciencia.

    Tampoco olvidemos que el público que podría apreciar las brasileñas, generalmente, no ve novelas, por prejuicio. Menos en los horarios que las programan en esos países.

    PS. 'Dime luna' (que así creo que se llamó Lua cheia por allá) no creo que funcionara. Nadie se acuerda que hubo una coproducción así. Y francamente, fue una opción 'rara', para variar, para hacer una coproducción JUSTAMENTE con España.

    ResponderEliminar
  7. ...ahora, como decimos en Cuba: "una cosa piensa en borracho y otra el bodeguero", para que veas la casualidad Tincho, AL PARECER, la Record querría hacer un remake de Doña Xepa (que inspiró Lua cheia de amor). Exitosa en 1970, en versión de Braga, ¿crees que pegue con el estilo de Carlos Lombardi? Sí, dicen que esa sería una de las posibles opciones para su estreno en la emisora de los obispos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu opinión! No olvides que necesitas identificación para dejar tu comentario. Averigua cómo registrarte haciendo click aquí.