La vida sigue: como telenovela una buena serie



Lícia Manzo escogió mal el formato de su obra. La vida sigue, quizás, daría una buena serie, como consideran los colegas por ahí. Pero como telenovela, aún le queda mucho camino por andar.

No importa que esté exacerbado el tema 'amor', que haya 'encuentros y despedidas' e, incluso, haya un niño condenado al abandono por su 'maligna abuela'.

Eva (Ana Beatriz Nogueira), está lejos de ser un don Rafael y, en apariencia, todo la justifica. En ello, más que en el lado anecdóctico, hacen énfasis la Manzo, Marcos Bernstein y el dilatadísimo equipo de co-guionistas.

Dotarla de motivaciones humanas y cotidianas, es lo que la separa - piensan ellos - de tipos más maniqueos como el de El derecho de nacer.

Pero, incluso entonces hubo un repertorio de causas reales y melodramáticas, para justificar la actitud del villano que, sin dudas, entró en la historia del culebrón al punto de ser recordado hasta hoy.

Para algunos, la novela es intocable. Una joyita audiovisual, cuyo mérito fue alejarse, lo más posible, de los recursos del folletín. Para mí, es su peor defecto.

Impecable, como toda pieza de Jaime Monjardim, la serie transita, por infinitos ajustes de cuentas personales, en la mejor tradición teatral, que hace de la catarsis su plato fuerte y olvida, aunque lo ensaya, de vez en vez, el imprescindible toque de acción. 

Habrá que ver, si fue un acierto o no, la reducción sustancial de episodios y si eso incidió en el ritmo de la trama. Por ahora, no salimos de un duelo verbal para entrar en otro, repleto de clichés ('porque la vida es cliché ¿no?) existencialistas, las frustraciones de Eva, opresiva, gritando desde el capítulo uno y siempre sobre el límite de la histeria.

Ana, en la piel de la bella, pero siempre regular Nanda Vasconcelos, es muy voluble; en menos de 20 minutos se convence de entregar al hijo, lo cual es un evidente fallo de guión. No importa, cuánta presión ejerzan su madre y la entrenadora, fue muy rápido.

Un mérito, a medias, sería alejarse no del folletín, pero sí de sus ambientes usuales. Otro universo, otro tipo de conflictos, le hacen bien a la telenovela brasileña. El éxito de ventas lo prueba. Una parejita linda, ambientes agradables, asuntos femeninos compensan una trama sosa, según parece. 

Partes de mí (Sete vidas), la reciente entrega de Manzo, consagró definitivamente el estilo. Para muchos, ella vino a cubrir el lugar de Manoel Carlos, pero viendo sus pretenciones, quizás roce más con el estilo de un Gilberto Braga temprano, 78-83, que nos dio generosas dosis de sociología dramatizada, con sus discusiones filosóficas y sus debates de comportamiento.

Error de ortografía en el logo en español de Partes de MÍ
Y aunque el formato siga estando mal, la autora seguirá haciendo novelas, porque hasta ahora lo que la Globo sabe hacer mejor son las telenovelas. En otra encarnación, quizás, la veamos en un espacio diferente. Es donde debería estar.

PS. La vida sigue, llegó a más de cien países, volviéndose - sin esperarlo - una de las más vendidas novelas de la Globo. Hoy se emite en México (Azteca 13, 16h00) y Cuba (Canal Habana, 22h00).

Para estos lectores es que se hace esta reseña... y para aquellos que aún la tengan en el recuerdo. Ya sea bueno o regular.

19 comentarios

  1. Sabia que um Dia "A vida da Gente 'iria chegar a Cuba kkkkkk é muito boa Novoluar voçe vai gostar.melhor que 'Isaura' sem duvida .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Já tô odiando, rsrsrsrs Lembra, eu tinha falado pra vc que vinha, essa ou Lado a lado. Deve ser que acharam muita saturação escravatura 1, fim da escravatura 2. Ainda bem que é curta.

      Eliminar
    2. Sim me recordo. não reclama muito que depois pode vir "Sete Vidas" outra muito Boa tmb kkkkkk. pensa que poderia ter vindo algo terrível como alguma novela das 19hs.

      Eliminar
    3. Tô assistindo agora e, além de não entender uma intriga da Eva (com a criança), é terrivelmente concentrada: só dá Ana, Eva, a criança... par de bobagens paralelas e de novo Ana, Eva, criança. Aliás, comé que chega uma mulher ao consulado brasileiro e diz: venho escrever uma filha? Cadê a filha? Enfim... Já começou Eva a encher o saco, DE NOVO, hahaha

      Não sei se a dublagem radicalisa. Talvez.

      Eliminar
    4. Bella novela intimista de lazos de familia bien filmada la abuela espectacular, lo unico malo: el cambio de titulo A vida da gente...excelente

      Eliminar
  2. Você tirou as palavras da minha boca, Novoluar. Acho que Lícia tem sensibilidade, mas me incomoda extremamente a radiofonia dela. Ela deu uma entrevista dizendo que não vê diferença entre livro, teatro e tevê. Pra ela, o que é bom é bom. Mas eu vejo diferença e me entedia muito ver uma cena de diálogo de 5 minutos contando a backstory de um personagem.

    Além disso, ela afirmou que não deixa os atores improvisar, pois, segundo ela, há uma equipe de roteiristas cujo trabalho é achar a palavra certa. Se até num longa-metragem, com um roteiro que levou seis meses para ser feito, um ator que ficou um ano se preparando, na hora da ação, tudo muda, como que uma novela gravada diariamente durante meses pode ser assertiva a esse ponto?

    Novoluar, ouvi dizer que já chegou Netflix em Cuba. Já pôde ver Os Dez Mandamentos? E o GloboPlay?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah é??? Não deixa??? Então é do meu time. Vc nem imagina o espanto que experimentei quando contrastei os roteiros de Vale tudo com os vídeos... era a IDEIA e nem sempre. Rara vez dizia exatamente o que fora escrito.

      Entendo que 1) atores não são automatas (se bem vc vê o Luis Fernando Carvalho tirando pelo braço e marcando passo por passo o acting... então diretor pode e roteirista não?) 2) a circunstância dita os rumos 3) nem sempre o diálogo é perfeito...

      Masssss... e o que cara que passou uma noite sem dormir escrevendo e polindo (se é que pole) o diálogo? Como tem de reagir ao ver seu trabalho destroçado?

      Eu concordo que há cenas em que deve haver um respeito pelo que está escrito.

      Afinal, historicamente, esse foi e será o métier do ator: dizer e fazer o que 'outrem' escreva e diga...

      Walcyr não deixa, mas se comparado o roteiro do cap. 1 de Alma gêmea com o que Jorge Fernando fez, nem tudo é calcado.

      Acontece... que nem sempre o roteiro merece ESSE respeeeeito.

      Nem todas as cenas estão redondas.

      Óbvio que numa novela cujo peso cai nos devaneios emocionais, devaneios contidos exclusivamente no que se FALA e não no que se faz, ela vai defender com unhas e dentes o que 'escreveu'.

      Agora, repare, que ela foi ATRIZ... queria ver ela quando atuava e tinha que engolir os textos alheios.

      Outra coisa... esses depoimentos de 'mesma coisa' só refletem falta de intimidade com o meio. Todo indivíduo incapaz de se encaixar, começa a negar ou generalisar.

      Em entrevista ela disse sentir respeito por TV e tal, mas vejo que ela ainda não domina a linguagem...

      Eu vejo isso nos diálogos da Lícia - vc já deve 'intuir' que eu não gosto da novela, hahaha - se os do GB em DD ou AV ainda conseguem me fisgar, além de muito teatrais são muito prefabricados: vamos ser sensíveis, vamos ser abertos, vamos ser feministas, vamos ser... aiii...

      Numa entrevista ela disse:

      "E eu sei que o processo dentro da emissora é muito moroso. Para você ter uma ideia, entreguei a sinopse no final de setembro do ano passado. Ela foi avaliada por dois meses e só fiquei certa de que iria entrar no final de fevereiro"

      Ela nunca teve que entregar sinopse na TV Cubana... que, no mínimo, leva DOIS ANOS pra aprovar novela... e sai uma bosta.

      E já que falamos em Cuba Netflix 'chegou', mas cadê? Não sei nada disso. Só ouvi.

      DEUS NOS LIVRE! dos Dez mandamentos. A TV Cubana difícil que compre. Menos depois da amarga experiência com Isaura e a Record. A emissora dos bispos, dizem, foi extremamente não profissional no serviço pós-venda.

      A Globopay tá 'decente'. Dá pra ver. Mas nem sempre tenho a chance de seguir. Seriam no mínimo três horas diárias de Internet que eu não posso me permitir.

      Eliminar
  3. El capítulo del accidente. Parece que va a subir la temperatura y que irá en constante crescendo, pero con el carro de Ana, naufragan nuestras expectativas.

    Conversaciones y más conversaciones, que sólo suben de tono - en el peor estilo Manoel Carlos - cuando le dan la noticia del estado de Ana.

    Entonces, Eva, para variar, tiene otra crisis de histeria y empieza el llantén mexicano...

    Acto seguido, vuelve una secuencia de converseteos...

    Cada vez se hace más patente el empirismo de la mayoría de los autores brasileños. Muchos, forjados sobre la marcha... al calor de la escritura diaria. A unos les ha ido bien. Otros se han llevado más lauros de la cuenta.

    Reitero mi idea - y le quito la parte de la 'sensibilidad' - no sé qué hace Lícia Manzo escribiendo telenovelas. No entiendo qué hace escribiendo TV. ¿Ganar dinero?

    La gran suerte es la producción. Si no tuvieran el aparataje de la Globo, todo el mundo les criticaría el aburrimiento y el tedio.

    ResponderEliminar
  4. Ya entiendo la buena acogida en las Américas.

    Al barniz mexicano, del capítulo de hoy, con griterías, llantos, palabritas lindas y emociones exacerbadas, sólo le falta una música bien dramática para completar el cuadro.

    Pero en eso, la Globo anda muy económica (y sabemos ¡cuánto! un buen tema de tensión 'arregla' o incluso hace una buena telenovela)

    No soporto los escándalos sin tema de tensión... me suena a talk-show y chusmería.

    Cero balance en el capítulo... coge la cuchilla y córtate las venas.

    'Hoy' sí Lícia Manzo se graduó de 'Manoel Carlos', con un toque Televisa.

    ResponderEliminar
  5. Hola Novoluar, la verdad la vida sigue me dejó sensaciones encontradas.

    Primero que todo pese a la cotidianeidad los dialogos y un estilo mesurado y elegante en presentar la historia daba una sensación de sopor. Muchas veces daba la impresión que no pasaba algo realmente emotivo y eso agravado con el hecho de que el fondo del argumento es en verdad un melodramón puro y duro, al típico estilo de Manoel Carlos.

    Ahora sin desvelar el final, sencillamente no me convenció que decisión se toma sobre el amor que se construye con el tiempo o el amor pasado, intenso y emotivo que uno añora. La resolución careció de emociones sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 'Elegante', según se vea amigo Carlos. Porque cada dos por tres arman una gritería, jajaja... Eva es un caso... crítico. No para de berrar. En eso es muy mexicana. Sólo que sin música, lo cual hundió escenas semejantes de Babilonia, ya que la gente 'no las percibe'. Pienso yo.

      Eliminar
    2. Cierto que cuando los ánimos se caldean, si le agregas música, quizás suene opresivo, pero a mí, como dije antes, me suena a teledebate.

      Eliminar
  6. Ahora veo que en posts anteriores críticas a Manoel Carlos. Yo soy mas condescendiente con él. Tengo que admitir que sus historias en el fondo son meros culebrones o melodramas típicos suavizados con cierto toque estilístico. No obstante le reconozco el dar un toque distinto a la forma de hacer los libretos de las telenovelas al buscar otros tipos de narrativas que se aproximaran a situaciones contemporaneas o más próximas al sentir de la vida diaria. Parecen muy actuales cuando en realidad sus argumentos se dan con cierto enchapado a la antigua, pero a mi me resulta aceptable.

    Esa condescendencia mía quizás sea porque aquí en Colombia es muy posible que haya sido el libretista Brasilero más influyente. En Colombia en los 80 existía un programa televisivo llamado el cuento del domingo donde la productora RTI mostraba varias historias de él; entre ellas una que hoy se ve muy teatral y envejecida ahora pero con un formato interesante llamado Vivir la Vida. El director Pepe Sanchez logró una buena labor mostrando esas historias.

    Las adaptaciones de libretos de Manoel Carlos se dieron en otras producciones Colombianas y es que su cotidianeidad se ve como reminiscencia en algunas libretistas como Johana Uribe,Manuel Cáceres o Mónica Agudelo (QEPD)aunque eso sí no lo catalogo como influencia definitiva en ellos. El tono cómico y costumbrista de la ya muy decadente industria de la telenovela Colombiana parte de Pero sigo siendo el Rey pero es que la verdad Manoel Carlos aquí también tuvo una muy buena acogida.

    De Manoel Carlos aunque no haya visto mucho y quizás no sea la mejor me quedo con Baila Conmigo, donde era mucho más fresco. es que uno recuerda esa apertura colorida, esa histoia atrapante, los actores. Sie s viejita pero es que uno tiene sus recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ojalá fueran culebrones. Si lo fueran y él fuera más [artísticamente] honesto, no habría el más mínimo lío; el asunto es 1) son tediosísimas; 2) él pretende deslindarse de la narrativa truculenta en nombre de lo que él y un bando de alienados consideran 'la realidad... de la vida'.

      Me pregunto de cuál, porque ni siquiera Leblon es tan glamoroso, como se pinta. Bien común y hasta gris, es el barrio 'más chic' de Río de Janeiro. Ni siquiera el bar, donde diiiicen, se reúnen los artistas tiene un aura 'intelectual' o 'sofisticada'. Todo muy común, como de hecho toda la Zona Sur, cuya cara es mucho más llamativa que los fondos...

      La filosofía de supermercado, de la presunta armonía social - tan consustancial a la radio/telenovela - en que todo se nivela en el mar de los sentimientos, sería más llevadera, si estuviera sazonada con acción, si las tramas tuvieran una movilidad...

      ...como las que escribió para el extranjero. Manuela, hecha entre Argentina e Italia, era un culebrón explícito. Sin tanto enmascaramiento.

      Me sorprenden todos esos datos (aunque sí sabía que escribió un tiempo para el mercado externo... lo que me resulta extraño, pues quien llega a la novela de las 8 y tiene esas pretensiones de contar dramas sin drama ¿qué tiene que buscar fuera?; recordemos que en los 80, Brasil era el único país que producía novelas decentes... en materia de producción).

      Como lo cortés no quita lo valiente, él es ÚNICO escribiendo escenas como la de la 'abuela' (en realidad la madre), cuyo 'nieto' (en realidad el hijo) no quiere mamar con 'la mamá' (en realidad ¡la hermana! jajajaja) ¡eso es Novelón con N mayúscula!

      Yo sé he visto muchas novelas de él, empezando con Felicidad (que fue mi favorita en la adolescencia... pero eso pasó, en esa época se cometen muchos errores, jajaja).

      Y cada vez me exaspera más...

      Eliminar
    2. No te puedo negar que tienes razón. Quizás en en décadas pasadas su estilo era novedoso frente a otras formas de hacer melodramas y daba para crear una escuela. Ahora uno ve más las falencias.

      ¿Viste Baila conmigo? si fue así ..¿Que impresión te dió?.

      Eliminar
    3. Nop, sólo las de los 90 en adelante. Menos História de amor, creo que todas. Infelizmente, nos las han espantado (dicho coloquialmente) una atrás de otra ;)

      Eliminar
  7. Lícia Manzo não me atraiu com A vida da Gente,asisti alguns capítulos e ainda que tenha tido boas cenas,não consegui mergulhar na história!Contudo seu regresso com Sete Vidas a redimiu perante mim!Foi uma novela espetacular,desta vez a autora dosou melhor os ingredientes,foi uma novela com cara de novela!Manzo não fugiu de suas caracteristicas,mas prevaleceu o bom folhetim!Estiveram presentes claros o drama da novela anterior,e sim Lícia não tem medo de mexer com as emoções,de superar Maneco no quesito!A mãe da protagonista por exemplo em muito lembrou as melhores vilãs de do autor do Leblon,foi possível perceber o egoísmo de Branca de Por Amor,a ambição desmedida,a indiferença pela vida de quem não lhe interessava como ser humano etc!Mas enfim,como o post é dedicado a La Vida Sigue,paro por aqui,afinal não vi a novela para opinar profundamente!Mas sem dúvidas concordo com Novo Luar,vi muito deste verniz mexicano na trama,e vi mais ainda em Partes de mi!Sem falar claro nos ganchos típícos de Maneco,os agurdados acertos de contas,as gritarias entre mãe e filha,pai e filho etc!Mas que foi um excelente folhetim,ah isto foi...Desculpe mas não resisto em continuar...Partes de Mi me conquistou!Há pessoas,como Maneco,e Licia que sabem dosar perfeitamente os dramas e catálizalos em um texto brilhante!Outras,como Carrasco definitivamente não nasceram para falar de autismo,homossexualismo,dentre tantos outros temas(vide Amor a Vida) que podem transformar uma novela em um verdadeiro calvario!Partes de Mi não teve lá uma vilã definida,mas nem precisava!Licia mergulhou seus personagens em cada situacão,que sim,superou Maneco!E como...Quem gostou de La Vida Segue,certamente gostará de Partes de Mi,quem não gostou,talvez fosse melhor dá uma chance!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, sin embargo, Lícia me parece más 'tosca'. Menos 'sensible'. Hay situaciones que son tan lugar-común, existencialismo de 'supermercado'. Ella no tiene la mano para el melodrama que ALGUNA VEZ tuvo Maneco. Ella es llorona y pretenciosa, con secuencias serias-pseudo-no-melodramáticas.

      Agora pasme! Aqui, no meu trabalho, las personas que han visto Amor à vida (por la izquierda, claro) están ENCANTADOS, sobre todo con Waldirene y Teté Parachoque.

      La vida sigue fue bien recibida, por lo que parece.

      Mientras más la veo me pregunto ¿en qué país transcurre? No sé si el Sur sea taaaaan diferente y europeo como ellos pretenden vender. Es Brasil con nieve, pero sigue siendo Brasil.Cosa que no capto aquí. Eso es 'Europa'.

      Eliminar
    2. Ahora, Manú escribe un diario con la 'evolución' de Julia... eso le sale tan bien a los americanos. Pero a los brasileños... no sé. Entonces, es una mezcla de comedias románticas (del tipo Julia Roberts y Meg Ryan, que traen comida, arquitectura, flores, negocios pequeños, domésticos...). Esas son escenas calcadas de ese tipo de películas.

      Eliminar

¡Gracias por tu opinión! No olvides que necesitas identificación para dejar tu comentario. Averigua cómo registrarte haciendo click aquí.