Por casualidad: ¿soñaron los autores con escribir novelas?

Pura casualidad. Así entraron Benedito Ruy Barbosa, Lauro César Muniz, Gilberto Braga, Silvio de Abreu ¡hasta el idolatrado João Emanoel Carneiro! en el mundo de la telenovela.

Paradoja. Karma en contrario. Injusticias de la vida... ¿Qué? Tanta gente que hoy quiere y no puede y todos ellos que lo hicieron sin pensar...

Los responsables de lo que tanto amamos y seguimos, desandaron muchas rutas antes de tomar el siempre difícil camino de la televisión.

Pero lo que es peor, a pesar de ser artífices de una industria y toda una cultura, incluso maestros de una forma única de decir y hacer, continúan sin pisca de pasión. Al menos eso parece.

La mayoría insiste en el poder del vehículo y de la gran audiencia base. Pero ninguno parece vivir el 'sueño de sus vidas', porque ninguno sencillamente parecía tener uno. 

¿Cuál sería el único factor de insistir en la ingrata carrera de guionista? Uds. adivinaron: el dinero. Única y exclusivamente el dinero. 

La fama enferma. Pero no siempre es buena. Bueno es viajar a París y ganar dinero sin trabajar durante largos períodos de vacaciones...

Personalmente no entiendo alteraciones tan radicales de vocación. No creo en ellas sencillamente. Uno, se dispone desde siempre a ser algo y eso es lo que persigue o busca. Sin embargo, estos autores tuvieron evoluciones tan meteóricas, a veces desde profesiones sencillamente groseras y nada artísticas...

El milagro sucede. Nadie nace sabiendo. Y el diamante en bruto se pule. Que lo digan ellos, los cuales, a veces ni eran debidamente escolarizados y aún así mostraron una intuición bárbara para el (melo)drama y con él, para la psicología humana.

Para colmo la mayoría ingresó en el mundo de la TV por motivos fútiles, curiosidad o por evidente nepotismo.Y ahí permanece contra viento y marea, sin chances a terceros. Si la TV de antaño fuera la de hoy, muchos de ellos difícilmente habrían tenido un chance... ¿Qué creen? Echemos un vistazo.

Ejemplos:

“Al contrario de otros autores capaces de pisarle el cuello a la madre con tal de escribir novela nunca tuve ganas y continúo sin tener. Lo encaro como un trabajo. Usé la novela para hacer una especie de mapa de mis obsesiones”, - fue lo que dijo Aguinaldo Silva a los autores del libro A continuación, escenas del próximo capítulo de André Bernardo y Cintia Lopes  (en portugués A seguir, cenas do próximo capítulos) cuando le preguntaron sobre el tema.

La idea de Glória Perez tampoco fue hacer novelas. De hecho nunca había visto una por completo, pues pasó su infancia en Acre, donde no tenía televisor y al irse a vivir a Río, se dedicaba a los estudios (cursó historia en la UFRJ, también derecho en la UNB, alternando de noche con filosofía).

Por eso, cuando Janete Clair, le puso la prueba se las vio negra. Su idea original era escribir cine (claro) o los especiales de TV. Por casualidad supo que la Maga de las Ocho buscaba – por primera vez en su vida – un colaborador. Se lo dijo Cecilia la nuera y decidió entonces llevarle un capítulo de Malú mujer, que había escrito, pero nadie había visto…

A la Clair, le gustó y le pidió desarrollar una historia convencional sobre una criada embarazada, que vuelve a los años a tomar desquite del hijo del patrón. Muy a su estilo. Perez logró lo que no había conseguido nadie y ahí está para contar la historia.  

Silvio de Abreu, Fernanda Montenegro y Gilberto Braga, colegas y amigos
El otro ‘pupilo’ de Janete, Gilberto Braga, iba a ser oficial de la marina. O eso creía en la adolescencia, hasta que el colegio militar, rápidamente fue sustituido por uno civil (paradójicamente porque Braga no supo hacer una redacción con calidad… ¡quién diría!).

Pasó la facultad de Letras de la PUC/RJ. Fue profesor de la Alianza Francesa. Aunque la madre quería que fuera diplomático. Incluso hizo crítica de teatro en O Globo. De profesor se sentía bien, pero… pagaban mal y descubrió la posibilidad de hacer un Caso especial… que era mejor remunerado y dijo “voy a tratar”.

Conocía a Daniel Filho del Club Campestre, que frecuentaba. Su pareja Edgar Moura Brasil le recomendó adaptar La dama de las camelias. Recibió ayuda de Oduvaldo Vianna Filho (Vianinha). “Dijo que tenía excelente diálogo. No sabía que podía escribir (!). Lo hice enfocado en el dinero”, afirmó el autor de Vale todo a la misma fuente.

“Mi gran pasión era el cine”. Por ello pensó que la TV sería apenas algo de medio a fin. Pero tras el éxito de Dancin’ Days, se dio cuenta que era bobo. “El salario, la repercusión, cuando hay éxito, es bien placentera”. Se puede viajar, disfrutar, tras el fin. "Tengo un condominio que pagar", dice siempre.

Por él, sólo escribía miniseries. Pero no son redituables.

Lauro César Muniz – menos conocido por la nueva generación, salvo por Poder paralelo de la Record – empezó en las lides noveleras en 1966 invitado por el director Dionisio Azevedo. Se estrenó con Ninguém crê em mim (Nadie cree en mí). No sabía escribir novelas y tuvo que echarle un vistazo a las de Ivani Ribeiro, que ya había acumulado experiencia (en radio y TV). Ganó el Premio de mejor novela, pero el director Walter Avancini, siempre ríspido, le espetó en la cara que no lo merecía. Y era verdad, porque no conocía la técnica de la novela, según reconoce el propio Muniz, cuya vocación original era el teatro y esa veta marcó su extensa obra televisiva (no siempre acompañada por el éxito en virtud de ello).  

Dias Gomes (El bien amado, Saramandaia, Roque Santeiro), fue actor de radio y dramaturgo de peso, antes de ‘descubrir la TV’. La Globo fue la tabla de salvación ante la persecución de la dictadura. La emisora buscaba darle un toque ‘cultural’ a su programación seriada y contrató al dramaturgo comunista, que ni por eso renunció al empleo en el monopolio. Nadie puede rechazar 30 millones de espectadores, decía él (y de paso varios millones en el banco).

Marcílio Moraes (Vidas opostas, colaborador de Roque Santeiro) fue profesor, traductor, periodista, crítico de teatro, publicitario, revisor, redactor de diccionarios, etc. Pero terminó como autor de TV (hoy contratado por la Record, que sólo requiere un paso por la Globo para colocar en plantilla).

Benedito Ruy Barbosa limpió pisos, vendió café, fue periodista y publicitario. Tuvo a su cargo la selección de libretos originales de Colgate-Palmolive para su adaptación brasileña.

Su padre era dueño de A voz de Vera Cruz, un diario local. Tras su muerte, tuvo que abandonar los estudios y mantener la familia. A los 17 se muda a São Paulo, donde fue verdulero, limpia pisos, tenedor de libros de una firma comercial. En 1954 pasó por concurso a trabajar de revisor en el diario O Estado de São Paulo. Enseguida se volvió reportero deportivo del Última hora y Gazeta esportiva.

En 1959, escribió la pieza Fuego frío estimulado por el mentado Vianinha. Eso le valió el premio de autor revelación de la Asociación Paulista de Críticos de Arte. Se conocieron en una pieza de Oduvaldo. En 1961 hizo la primera biografía de Pelé: “Eu sou Pelé”. En 1966 por la obra de teatro fue convidado a trabajar como script-editor, por la Denison Propaganda para escoger los libros de la Colgate-Palmolive a realizar.

De ahí a escribir telenovelas, fue un paso. Tuvo que asumir la adaptación La venganza del judío, rebautizada como Somos todos hermanos por las protestas de la comunidad hebrea. Y aún sigue.

Manoel Carlos, vino del mundo de la radio (que como pasó en Cuba nutrió la naciente televisión). Como actor hizo un sinfín de programas. Primero en la TV en vivo y luego en la grabada. Hasta que a los ¡45 años! desembarcó en el puerto de la telenovela.

El autor y sus criaturas. Manoel Carlos y elenco ven clip de Em família (las gafas son por si se duerme)
Sílvio de Abreu también actuó. Se graduó de escenografía en la escuela de Arte dramático, de la USP/ SP. Quizás por eso sus sinopsis son tan detalladas en este aspecto. Pasó por el cine. Como asistente de dirección, director e incluso director de pornochanchadas (género popular).

En 1971 asistió a Carlos Manga. En 1974 dirigió Gente que transa. En 1975 Cada um dá o que tem (qué título). En 1977 Elas são do baralho. Hasta que en el 77 la Tupí lo invita a escribir la versión de Éramos 6.

Leyendo los guiones de Ivani Ribeiro (!) descubrió el mismo placer que sentía leyendo teatro. Y aunque su primera novela global fue un fracaso, la emisora lo mantuvo y así en los 80 revolucionar la novela de las 7.

Antônio Calmon también pasó por el cine. Walter Negrão (el más prolífero) también quería actuar y constantemente insistía que lo llamaran, hasta que Silas Roberg, lo llamó y le dijo: “siéntate que te enseñaré a escribir” (¿cómo? me pregunto). Tenía 18 años y escribió una pieza para el Gran Teatro Tupí y nunca paró. Fue periodista.

João Emanoel Carneiro (foto) escribía desde joven y a los 19 años ya participaba en guiones de cine. Quien lo invita a escribir TV fue Daniel Filho (A Muralha con Ma. Adelaide). 

Maria Adelaide Amaral era autora literaria y dramaturga. Según ella, la Globo no invita a nadie que no tenga un nombre previamente acuñado. Su extensa producción literaria indica su obvio propensión a la escritura.

La misma que tuvo Walcyr Carrasco, autor de ¡32 libros! (¿en qué tiempo?). Según su propio testimonio siempre tuvo la TV en la mira y finalmente lo logró. Antes pasó por la prensa novelera y otro tipo de revistas. Y aunque empezó la universidad (historia), no la terminó…  

‘Tele-astas’ ‘más profesionales’ no siempre fueron buenos. Ahí están Elizabeth Jhin, Ana Ma. Moretzsohn y Cristiane Friedman, productos de la Casa de Creación Janete Clair (aunque antes ya sirvieron en otras áreas).

Carlos Lombardi debutó tempranísimo en las pantallas. A los 20 años ya estaba haciendo su primera novela en la Tupi y luego pasó en la Globo, donde obtuvo temprano éxito que no supo administrar, según palabras textuales. Antes dio clases en la universidad y fue vendedor.

De tan franco, el actual autor de la Record, llega a ser descarnado y declara que hoy escribir novela se ha vuelto una carga y que jamás le preocuparon las opciones políticas de sus patrones, pues encaraba la escritura como un trabajo.

"Trabajar para mí es sostener a mis hijos", - dijo él en el libro citado. "Es mi trabajo el que paga los planes de salud", - afirmó.

Para él, de poder mantener el status y el patrón de vida, la mayoría de los autores abandonaría el oficio. Mis hijos ya se acostumbraron a un modelo de vida.. y debo honrarlo. 

La generala y el pupilo
Otro ejemplo parecido es el de Vincent Villari. Aún más joven que Lombardi, ganó notoriedad al pasar en un concurso para seleccionar nuevos escritores en un Taller de la Globo. El reto era adaptar el poema A quadrilha de Carlos Drummond de Andrade.

Cuando Ma. Adelaida Amaral (foto), lo leyó enseguida lo fichó y lo puso a colaborar en Ángel malvado. Luego en La muralla, Los Maia, 7 mujeres.

João Emanuel Carneiro, avisoró el talento y colaboró ​​en El Color do Pecado, Cobras y Lagartos y La favorita. En 2010, volvió con la Amaral en Ti Ti Ti, y en 2013 firmó su primera novela como el autor Sangue bom.  

Está entre las grandes promesas… pero como va la cosa, difícil que se desarrolle igual que todos los que lo antecedieron.

Hombre de TV 100% fue Cassiano Gabus Mendes (otro grande). Los medios le corrían por las venas. Su padre trabajaba en la radio y era natural que se decantara por los medios. En 1976 entró en la Globo con Ángel malo (versión original). Pero antes ya había hecho de todo. A él se debe, en gran medida, la actual novela brasileña, pues fue su idea crear Beto Rockefeller.

La finada Andrea Maltarolli, pasó por la historia y la comunicación social y se enamoró de la TV, pues una amiga suya, era vecina de Antônio Grassi, el actor, que botaba en la basura los guiones que le tocaba hacer. Ella los tomaba y así aprendió.

Leonor Bassères (colaboradora de Gilberto Braga), se unió al gremio tras pasar por el magisterio y adaptar Agua viva (1980) al formato literario. Gilberto la convidó a asistirlo en Brillante (1982) y así fue hasta 2004, cuando falleció aún co-escribiendo Celebridad. Según dicen su especialidad eran las damas chic.

Íris Abravánel era... mujer de millonario. Hasta que un día, decidió escribir novelas... Con la mujer del jefe no se discute. Más cuando él paga la historia... 

A la antigua, la Maga escribiendo (detalle, escribe un guión en columnas, redactado previamente ¡a mano!). Janete Clair: una pasión verdadera
Creo que por la proyección y los alcances, sólo Janete Clair e Ivani Ribeiro llegaron a amar realmente lo que hacían. Por eso lo hacían bien y lograron tantos éxitos.

Pero ni ellas pensaron en la radionovela y luego en la novela de televisión como su primera opción de vida. Actriz y cantante de radio, fueron respectivamente, hasta que por incentivos del destino se sentaron ante la máquina de escribir para no pararse más.

Aún así, era mucha pasión. Janete Clair, aún hospitalizada hizo lo indecible por terminar su novela Yo prometo (1984). En los últimos momentos llegó a escribir capítulos a mano, como narra, con emoción Glória Perez, que tuvo que terminar la última obra de la gran autora. 

Récord: ¡Ivani Ribeiro escribió trece novelas consecutivas durante la década del 60!
Vemos entonces que aunque muchos pasaron trabajo antes del éxito, no fue persiguiendo un sueño…

Ojo, la TV y la Novela, en mayúscula no existían. Fueron ellos los que lo hicieron. Por ende, tenerlo como sueño de consumo era difícil. Una vez dentro, como es natural, todo fluye. Improvisados y todo, los autores empezaron a pasar de una emisora. Una prueba más que el guionista es una profesión rara, escasa incluso hoy cuando muchos quieren, pero pocos pueden.

Por ello decían los mayores... es mejor llegar a tiempo que ser convidado. Y que no están todos los que son, ni son todos los que están...

34 comentarios

  1. Esto lo dijo GB aún en 1980:

    PLAYBOY – Então por que continua? Por dinheiro?

    GILBERTO – É claro que dinheiro é superimportante na minha vida, mas dizer que eu faço televisão por dinheiro seria uma simplificação. Tem outras coisas também. A sensação do sucesso é muito boa e eu lamento minha mãe não estar viva, porque ela adoraria. É ótimo quando, depois de um capítulo bom, o telefone não pára, os amigos ligam para dizer que gostaram daquela frase ou daquela cena.

    ResponderEliminar
  2. Buen articuló, lastima que sea el único del mes, pocos autores de telenovelas se les nota la pasión por el genero como María Zaratini y Fernando Gaitan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Juan Pablo! Comenté en el FB, que no había mucho que escribir... y que me sugirieran temas. Si tienes alguno, por favor. Lo demás son chismecitos que habría que actualizar a diario, porque son realmente efímeros. Tengo la idea de hacer algo sobre cómo se escribe en equipo y los diferentes estilos (que lo hablamos en el otro punto). Ya, sobre Gaitán (sólo vi la Gaviota), no conozco tanto. Confieso que mi universo no son las novelas de habla hispana ;) Abrazo cordial

      Eliminar
    2. Fernando Gaitan, escribió la novela más exitosa en la historia del genero, Yo soy Betty, la fea, por otra parte, JAMAS en la vida me hubiera imaginado que la autora de O Clone ( tamaño novelón) llego al mundo de la tv sin desearlo. sabían que Delia Fallo también escribió todas sus novelas a mano? Hace como un año veía una entrevista en CNN en Español donde Delia confesaba que aun conservaba su maquina de escribir de toda la vida! Me gusto mucho post. Saludos!

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Un tema es sobre el futuro incierto de los autores brasileños, o también seria bueno ver un vale la pena recordar, a todas esas producciones que nos ligaron al genero.

      Sobre Delia Fiallo, ella siempre escribió para Venezuela, y fue la escritora insignia de Venevision, lo mejor de todo es que jamas necesito un colaborador, la esencia de sus telenovelas de antaño ya no se ven en los horribles remakes de Televisa.

      Café con aroma de mujer, es solo la punta del iceberg, de la telenovela colombiana, hay grandes producciones como Caballo viejo, Allá te espero, El último matrimonio feliz, Azúcar, Pecados capitales y una larga lista de grandes historias de Colombia.

      Eliminar
    5. Es cierto. Colombia y Brasil, son los pioneros de la "novela alternativa", pues se alejaron de los esquemas clasicos de la misma más o menos desde los 70, pero a la vez las novelas de ambos países son bien diferentes.

      Eliminar
    6. La "novela alternativa", es en realidad la novela de todos los públicos, ya que maneja tanto historias de la vida diaria como historias de realismo magico, que te llevan a otro mundo.

      Colombia y Brasil, en este momento están muy estancados en sus telenovelas, esto se debe a la falta de nuevos talentos, que claro existen, y tarde o temprano saldrán a reemplazar a los longevos guionistas, es muy seguro y confió que así como en el cine volverá las producciones inolvidables a ocupar las noches, es solo cuestión de tiempo.

      Por ahora toca buscar alternativas en los clásicos del pasado, recientemente he visto la próxima víctima, y en este momento reviviendo a la mejor villana de la historia Catalina Creel, por cuna de lobos.

      Eliminar
    7. Queridos colegas, me encanta que participen tan intensamente, pero no pierdan de vista que estamos en un espacio de telenovela BRASILEÑA.

      Francamente, con villanazas como Odete Roitman y el montón que ha producido Brasil, citar a la tuerta de Cuna de lobos (tamaña ridiculez), es un poco no sé... jejeje. Es que las villanas de otros países apenas son insorportables, pesadas, histéricas (y la mayoría viejas, tipo bruja... vs. la niña bonita...). No tienen matices. No son encantadoras...

      No me lo tomen a mal, pero es que espacios para novelas mexicanas y afines, se sobran. Este, creo, que es el único blog dedicado a las brasileñas en hispanoamérica (sin contar el de Lucas, en Chile, que a veces se desaparece).

      Ahora concuerdo plenamente, como dije en el otro tema, que el problema está en la no reproducción del talento. Aunque los pocos esfuerzos que han hecho por renovar, no han dado los resultados deseados. Sólo JEC y WC, han FUNCIONADO BIEN. Los demás... ahí, más o menos.

      Por cierto, que encontré una entrevista de Lombardi - ahora en la Record - que también sólo trabajaba por dinero y que si pudieran parar de escribir y mantener el status, seguro lo harían. Voy a agregarlo más tarde al texto original. Es muy triste ese enfoque.

      Una de las cosas que tienen estas autoras clásicas (la Clair, la Ribeiro, incluso la Fiallo, a la cual vi con cierto recelo, pero que hoy 'respeto', aunque me sigue pareciendo bien lineal y simplista), es que ellas no tenían ni vergüenza, ni miedo para enfrentarse al culebrón.

      Si uno se pasa la vida cuestionándoselo o queriendo entrar en la Academia Brasileña de Letras (aunque la mayoría dice que no), es un poco difícil. Pero más difícil es cuando se hace SIN PASIÓN.

      Y según el propio Lombardi, los tiempos no son propicios. AS dijo algo semejante el otro día... Ahora, para el primero era porque habían aumentado las novelas (hasta 200 caps.) y los capítulos (50 la estelar, 45 la de las 7 y 35 la de las 6, cuando eran de 40 minutos todas en los 80). Y el segundo, porque parece que hay menos libertad.

      Es una época muy 'pesada'. Muy moralista. El público está en una etapa de mojigatería, aunque al final, es una época más 'depravada'. En fin, contradicciones de los tiempos.

      A mí lo que me molesta un poco es que, como muchas cosas en el mismo Brasil, hay gente cobrando una millonada sin hacer nada. Y para colmo se disgustan cuando el público les cobra un mejor producto... como si no tuvieran obligación ante él.

      Eliminar
    8. Bueno Lombardi, sus tiempos modernos y pecado mortal, dejan mucho que desear, falta de estructura y lo poco que simpatizan con el publico, es cierto hay culebrones como el color del pecado, que de gran libreto no se luce, pero si goza del cariño del publico, gracias a la pasión que le pone Carneiro, a sus libretos, cosa que Lombardi, carece.

      Novoluar, los autores ganan millones eso no es secreto, pero escribir 200 y tantos capitulos, no es tarea fácil, hasta canson debe ser, seria mas sencillo si las novelas fueran mas cortas.

      Te propongo que hagas un ranking de villanas brasileras, seria muy interesante, ya que hay tela de donde cortar.

      Para Catalina Creel, supera a Odete Roitman, debes ver la novela de principio a fin y ver que la hace tan famosa.

      Saludos.

      Eliminar
    9. Bueno, yo creo que los autores de antaño tenían la ventaja que la telenovela un experimento y era mas fácil sorprender al público. Los actuales no. Ya todo esta inventado...

      A mi las únicas villanazas brasileñas que me fascinaron fueron Nasaré Tedesco (Señora del Destino) y la amargada señorita Violante (Xica da Silva) sabes novoluar, deberías darle una oportunidad a Catalina Creel, te llevarías una agradable sorpresa...

      Eliminar
    10. No, no, no, por favor... les agradezco, pero estamos en BRASILescopio. No en Esmas.com. Sutilmente por arriba se lo mencioné. Luego tuve que decirlo por lo claro. Ahora lo digo ALTO.

      Por favor... si nos ponemos a hablar y comparar villanas mexicanas y brasileñas, pronto estaremos aquí exaltándonos y fascinándonos con las Marías de Thalía y con Los ricos también lloran. Y no es la idea...

      No digo, que no les guste. Eso es opción personal. Si no tienen otras referencias, se entiende. Son jóvenes y viven en países con poca cultura de novela brasileña. Pero si convergimos aquí, en un espacio dedicado a la TELENOVELA BRASILEÑA (con sus pro y contras), es para HABLAR DE NOVELAS BRASILEÑAS.

      En este caso de los autores. Cómo llegaron. Cómo les va. Lo de las villanas, es algo incidental. Y mejor no caer en eso.

      Es válido hacer comparaciones de otro tipo: por ejemplo, cómo las novelas mexicanas se enumeran por sus PRODUCTORES y las brasileñas por sus AUTORES. Eso también da una pauta.

      Hay una diferencia entre una OBRA y un PRODUCTO. Y es justamente la industrialización la que le ha quitado brillo, pues cuando escribían solos, aún sin gustarles, eran GUIONES CON MAYÚSCULAS... hoy apenas un entramado de lugares comunes.

      Eliminar
    11. No me pude sustraer y busqué a la tal 'villanaza' y esto fue lo que hallé:

      FRASES CÉLEBRES:

      "...pero no puede vivir atado a un trauma, Elvia, no sé si me entiendas, pero el fracaso de José Carlos se debe a su enorme sentimiento de culpabilidad. Es mi deber quitarle esta idea de la cabeza"

      "No me dejas otra alternativa fulano... eres tú o yo"

      "Debajo de la gaza hay algo peor... un siniestro ojo de vidrio inmóvil, frío, muerto"

      "A mí no me importa la autoridad moral, sino la autoridad económica. Esa es mi ley en la vida"

      "Una mujer decente no se encierra para besuquear a un hombre".

      "A veces utilizo eufemismos para referirme a chantajes, y todo aquello que debería permanecer en las cloacas".

      "Lo que importan no son mis ojos, sino ¡los ojos de Dios! Él sabe porqué hace las cosas".

      https://www.youtube.com/watch?v=KxdYypSmSMc

      En el min. 6:16 hay una escena imperdible... Con esa peluca rubia, Catalina Creel parece un travesti. El min. 7:25 pondría a Cruela de Bill de rodillas de la envidia. Para finalizar, no se pierdan el 9: la mejor prueba de su 'alta clase'.

      POR FAAAAAVOR... así reaccionan las verduleras.

      No entiendo qué sorpresa, menos agradable, me pronosticaste David. Si esto es 'THE BEST OF THE BEST'... no quisiera ver lo peor.

      Obviamente, tenemos expectativas muy diversas de una villana y de una novela.

      Lo mismo le digo a Juan Pablo: tú me perdonas, pero doña Odete estaría muy ofendida. Sólo de insinuárselo. Y de Beatriz Segall ni hablar.

      Comparar a esta GRAN ACTRIZ y GRAN PERSONAJE (tridimencional, con un trasfondon psicológico y sociológico riquísimo, con un diálogo brillante), con ESTA CARICATURA... cuando menos muestra una gran laguna de información (que incide en la apreciación dramatúrgica).

      Ella misma dio la definición: demasiado teatral. Y yo agregaría bufo...

      Sin duda al público latinoamericano le falta mucho para poder APRECIAR las novelas brasileñas.

      Eliminar
  3. A globo está se preparando pra dominar o mercado latino nos EUA com suas maravilhosas novelas e séries. Logo logo o público de lá vai abandonar as @#$%¨& vindas do méxico e todos irão se render a supremacia brasileira.

    http://kogut.oglobo.globo.com/noticias-da-tv/noticia/2014/09/globosat-fecha-acordo-com-tv-colombiana-para-lancar-canal-nos-eua.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera gustado que en lugar de lanzar un canal nuevo, el espacio que tiene televisa en Univision, se lo hubieran dado a globo, esperar que todo salga bien

      Eliminar
    2. ...obviamente tenemos un 'infiltrado'. Juan Pablo... si tienes problemas con las brasileñas y te gustan las mexicanas, venezolanas y afines, quizás podrías intentar en otro blog. Lo primero que haría que hacer para que la Globo ocupe el espacio de Televisa en Univisión sería repoblar la comunidad hispana. Pero el público latino es hijo del maltrato: les dicen que no son personas y ellos lo aplauden.

      Eliminar
    3. Novoluar, con todo respeto te digo, yo disfruto del medio audiovisual, no soy ningún troll, me encanta la excelencia cinematografica o televisiva, entiendo que no te gusta que se haga referencia a las producciones del país azteca, y no volveré a mencionar ni una sola producción mexicana para no incomodarte, gracias.

      Eliminar
    4. ...entiéndeme Juan Pablo, no es cuestión de incomodarse, ni censurar... es cuestión de enfocarse en el asunto del blog.

      Por mí eres mil veces bienvenido. Siempre que sea de novelas brasileñas y temas conquimitantes, puedes decir lo que quieras... exaltar, criticar, mostrar tu amor o insatisfacción. Compartir tus favoritas. Las que menos te gustaron...

      Eso es dable y lo hacemos todos. Porque nos une una pasión. Y no es justamente el amor por Televisa que, por default es todo lo que Globo no es y no clasifica, al menos en nuestro concepto, en 'excelencia audiovisual'. Me parece bastante obvio. Si a ti no te parece... bueeee... ¿qué hacer?

      Imagínate que tú estudies mucho y un colega tuyo no y al final les den la misma nota ¿te gustaría? Poner la T (Televisa/ Telemundo), Venevisión/ RCTV, RCN/ Caracol (que ha hecho cosas buenas) en una misma bandeja es lo mismo.

      Yo te ruego a ti y a David que no me tomen a mal. Por favor... ;)

      Eliminar
    5. No hay problema novoluar, a mi tampoco me gustan las novelas de mexico, lo que pasa es que la Creel, me pareció un buen personaje.

      En otras noticias, Avenida Brasil, finalizó en Colombia con un promedio de 8.6 de rating, su meta por ser extranjera y doblada era 9 puntos, osea, no llenó las expectativas y Rastros de Mentiras vivía del arrastre de la novela de Carmina, ahora le toca solita y enfrentada al reality musical La voz Kids, en este país no es común productos enlatados ( por mas calidad que tengan ) en horario estelar, deberían emitirlas a las 18 hrs.

      Eliminar
    6. Rastro de Mentiras, es una buena producción, aunque el canal RCN, en este momento esta muy caído.
      Lo que me causa duda es caracol y globosat, se aliaron, eso puede interferir con las novelas de globo que rcn comprara en un futuro?

      Eliminar
    7. Caracol también emitió novelas de la Globo como Da cor do a pecado y O Clone, aunque ambas fueron retiradas del aire. Las actuales novelas brasileñas gustan más en Colombia, pues las graban con cámaras de cine, haciéndolas ver parecidas a las teleseries locales como Escobar, el patrón del mal y La Ronca de Oro, que también están realizadas con esa imagen.

      Eliminar
    8. Yo si no veo a Caracol, abriendo en su horario de las 8 lugar para las novelas brasileñas, cosa que si ha hecho RCN, y tienes razón las producciones como Avenida Brasil y Rastros de mentiras, son mas atractivas para el publico.

      Eliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    10. Eliminé el último comentario, porque estaba repetido. Sólo por eso. Es idéntico al anterior.

      Eliminar
  4. Actualicé brevemente lo de Carlos Lombardi (quería haber traído las citas textuales y completas, en que él se abre sobre el asunto, pero se me quedó el papel en casa).

    ResponderEliminar
  5. Lamentablemente los ex Globo como Lombardi y Muniz no les han dado todas las novelas en latinoamerica. Yo no las he visto pero Vereda Tropical fue éxito en los 80 cuando el horario de las 7 era dominado por Cassiano y Silvio, Lombardi fue colaborador de ambos. Lauro Cesar Muniz que su ultima teleserie fue un fiasco, pero este señor hizo Rueda de Fuego y Sassa Mutema, que hablaba sin tapujos del Brasil de los 80. La primera con más repercusion que la segunda debido a ser la reemplazante de Vale Todo.

    Para mi el horario de las siete es el más débil de todos, Generación Brasil es el fiasco del año y como va ni el espíritu de Cassiano Gabus Mendes lo salva. Alto Astral/Lady Marizete que tampoco me emocionan. Pese a todos los defectos y su simpleza veo Boogie Oogie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo ni en uno, ni otro 'grandes novelistas' (aunque sí me simpatizan sus posturas... los dos son críticos y francos). Y aunque yo busco franqueza artística (no siempre presente en los 'grandes'), sus novelas no me han atrapado. 4 x 4, al principio me pareció interesante. Pero luego me fatigó con los diálogos siempre agudos. No había para descansar. Uga Uga fue bastante exitosa en América.

      Y las miniseries de Lauro... por muy antimexicano que sea, me supieron a melodrama soso. Sin miaja. Lento. Muy a lo Benedito. Si bien BRB siempre tuvo buenos personajes y malas tramas. Increíblemente El salvador de la patria (Sassa) fue exitosa, a pesar de venir después de Vale todo.

      Eliminar
    2. Puedes dar novoluar una definición de 'franqueza artistica', y menciona algunas novelas que la hayan tenido?

      Milana, concuerdo contigo el horario de las siete no ve un éxito desde la novela de cheias de charme, y es cierto Boogie Oogie, tiene algo atractivo, claro esta que nunca se sabe cuando llegara un éxito.

      Eliminar
    3. Pues Juan Pablo... pienso que es el escribir con deseo de escribir, crear obras por inquietudes personales (incluso siendo entretenimiento). Te tiene que gustar escribir y lo que escribes. Si no, el público se da cuenta. Los autores clásicos de la Globo llevan, el que menos, 40 años en pantalla. Y si empezaste buscando dinero, luego seguiste por el dinero, ahora que ya vas en declive... ¿qué nos puedes dar? Lo raro es eso... que algunos lo hicieron MUY BIEN. No digo que en un momento dado, montados en el entusiasmo, hayan sentido placer creando... Pero es que ellos mismos son los que afirman - a pesar de ya ser un oficio prestigioso - que lo encaran como un TRABAJO.

      Eliminar
    4. Te apoyo en ese concepto Novoluar, una novela por dinero se ve muy forzada, a diferencia de una producción escrita por 'inspiracion', en este momento a mi parecer el único que se puede decir que le nace escribir es Walter Negrao.

      Con respecto a los 80, tienes razón es una época de muy buenas novelas, yo tengo mi top personal de Brasil, aunque Vale tudo y Roque Santeiro, son dos obras maravillosas.

      Eliminar
  6. El rating de RDF esta dentro de las novelas más vistas das nove de los 80. Recomendable. Sassa Mutema hablaba de la corrupcion pero en el interior de Brasil. El elenco era bueno: Betty Faria. Lima Duarte, Francisco Cuoco, Suzana Vieira, José Wilker entre otros. Por eso fue el éxito,si Vale Todo era en Río donde ocurría la acción la gente se atrevió a verla por eso.

    ResponderEliminar
  7. Novoluar: Sé que no has visto Rueda de Fuego, lástima que no haya nada. Excepto en YT. . El antagonista que se redime como Renato Villar que tal vez es el mejor rol de Tarcisio Meira, esta es la novela que hablaban de dictadura, exilio y tortura ( el papel de Maura hecho por la gran Eva Wilma ) Todo hablan del villano gay en Rastros de Mentiras ya existía en 1986 con Mário Liberato( Cecil Thire hijo de Tonia Carrero. El poder judicial en Lúcia Brandao y Marcos Labanca ( Paulo Goulart) Más personajes como el de la mujer de Villar hecho por Renata Sorrah y Mario Lago como padre del empresario-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no sé cómo 'sepas'... (así tan categórico, pero bueno...). Yo conozco la historia de Roda de fogo y habré visto alguna que otra cosa. Nada completo. Y no dudo que sea buena. En los 80 todos hicieron buenas novelas. Hasta BRB hizo Niña moza, cuyo remake no fue más que la regrabación de los libretos, incluso con las mismas tomas... Era otra época. Otro espíritu. Hasta las escenas largas, no eran tan incómodas como ahoras, que se siente, que están arrastrando la acción.

      Ya el éxito de El salvador (no me gusta ese nombre que le pusieron afuera) se debió mucho a la cuestión de Lula. El éxito de muchas novelas brasileñas es circunstancial y la crítica social siempre dio buenos resultados (porque se le dio a la telenovela el papel de catalizador nacional, ya que X temas sólo aparecen ahí y ahí se quedan). Para los poderosos hacía apología a Lula (que era uno de los candidatos). Sassá Mutema era un hombre de pueblo que se postulaba para un cargo político y ganaba. Sin embargo, para los sectores 'progresistas', parecía un ataque. Al final, Brasilia censuró y la novela terminó en una trama policíaca.

      Eliminar

¡Gracias por tu opinión! No olvides que necesitas identificación para dejar tu comentario. Averigua cómo registrarte haciendo click aquí.