La redención 'h' para los autores 'g'

'Cura gay' en las novelas brasileñas...

Muchos son gays, lo que no todos abrazan la causa militante. El homosexual se ha vuelto una constante en la telenovela brasileña que cada autor maneja de forma diferente.

Mientras hay quien se compromete y 'da la batalla', otros, sin evitar el tema, hacen inexplicables zig-zags, para no echar sal a la herida y de paso azucararlo, con el resultado que muchos espectadores desearían: la 'redención homosexual'.


La actual situación de Visky (Reiner Cadete) y Lourdeca (Dida Camero) en Verdades secretas (Globo, 23h00) no es ni remotamente la primera, pero es tan sintomática como todas.

Un gay sumamente amanerado - una loca en toda la expresión de la palabra - encuentra - 'por esas cosas de la vida' - el consuelo afectivo en la cama de una mujer... Unos tragos, las confusiones, la música y voilà! da el primer paso hacia la 'salvación' que siempre es el ¡más importante! (comillas, ironía).

Vean aquí los detalles: Viski y Lourdeca tienen sexo  (+ video)

Lo que fue una 'casualidad' humorística (bien cómica dicho sea de paso) se vuelve una reiteración 'causal' y Visky reincide una y otra vez, repitiendo no sólo ésta fórmula de la novela, sino una fórmula bastante usada en los últimos años: redención 'h' por los autores 'g'.

¿Vamos a hacer memoria?



Avenida Brasil (2012): João Emanoel Carneiro aplica la 'cura gay' a Roni (Daniel Rocha) enamorándolo de Suelen (Ísis Valverde).

De paso 'salva a la casquivana' que rodó por todos los hombres de la novela, incluyendo a Leandro (Thiago Martins) objeto de la pasión inicial de Roni. 

Así pues, terminan ellos en una especie de 'emparedado sexual', en que Roni es el marido, Suelen la mujer ¿y Leandro? el mecánico que da 'apoyo técnico' según las necesidades...

Ante los ojos de la 'Humanidad', el triángulo no es convencional, pero 'aceptable'. Lo que hagan entre cuatro paredes sólo Dios lo sabe. Y aquí paz y en el cielo... gloria.

Roni fue el primer futbolista homosexual de las novelas. El anuncio autorizaba mayores esperanzas (el universo del fútbol profesional, el machismo, las dudas y el escándalo). Pero Carneiro evitó el lado farandulero del asunto (y de paso el choque con los clubes de fútbol) y deja todo en el campo estrictamente personal, sin que la opción trascienda al 'terreno'.

La favorita (2008): João Emanoel Carneiro aplica la 'cura gay' a Orladinho (Iran Malfitano). El heredero tiene que disimular su homosexualidad frente a una familia conservadora y busca a Cielo (Déborah Secco) como pantalla. Lo que empieza como una transacción termina con un amor sincero y como en Avenida... coronado con 'la bendición de un hijo'.


Video: Orlandinho & Cielo se casan

El interés por Halley (Cauã Raymond) pasa a segundo plano. Por su lado, Catarina (Lilia Cabral) deja al marido déspota, desiste de casarse con Vanderlei (Alexandre Nero) y viaja con la lesbiana Stela (Paula Burlamaqui) a Buenos Aires. 'Apenas como amigas'.  

Más no puede.

Dos caras (2007): Cinco años antes, Aguinaldo Silva ensayaba (más bien planteaba) una situación casi idéntica a la de Roni. Pero Silva es más atrevido y provocador profesional. Por ello casi insinúa que no sólo Dalia (Leona Cavali) vive con Bernardinho (Thiago Mendonça) y Heraldo (Alexandre Slaviero), sino que Heraldo vive con Dalia ¡y con Bernardinho!

El simpático chef, termina 'casado' con Carlos (Luigi Palhares). Con lo que Silva prueba es fiel a sí mismo. Y que lo otro fue apenas para armar polémica.

El color del pecado (2004): João Emanoel Carneiro (again!) aplica la 'cura gay' a Abelardo (Caio Blat). El hijo menor de los Sardinha quiere ser maquillador. Su familia no lo acepta y hacer mil malabares para probar la masculinidad del joven. Esto genera una supuesta crítica social y mucho humor (como cabe y toca al horario de las 7).

La 'cura gay' más reciente fue en Imperio, de Aguinaldo Silva y fue la más radical: el travesti Xana Summer (Aílton Graça) se casa con Nana (Viviane Araújo). Para compensar el guionista dio énfasis a los conflictos Claudio (José Mayer), que transitaron entre la incomprensión homofóbica del hijo y la comprensión conyugal (!) de la mujer (Suzy Rêgo).

Genio y figura hasta la sepultura...

A fuerza de 'realidad estadística' (o lo que es lo mismo: la voluntad del público) la realidad cotidiana del homosexual se desdibuja y cede a un aparente deseo colectivo que sólo parece aceptar al gay cuando es caricaturizado o en versiones atenuadas como los casos de Crô (Marcello Serrado) (Fina estampa, 2012), Félix (Rastros de mentiras, 2013-2014) o los sosos personajes de Manoel Carlos (Mujeres apasionadas, 2003, Páginas de la vida, 2006, Em família, 2014).

El caso de Félix no deja de ser peculiar, pues centró la atención, incluso la simpatía de la audiencia que aplaudió su romance con el Niko (Thiago Fragoso). Junto con Ti Ti Ti (2010) y América (2005), era un caso único. Pero la 'bicha má' (intraducible por el sinfín de variaciones que tiene el término en Hispanoamérica) era venenosa y un toque amanerado... o sea, nuevamente un estereotipo.

Ver: Y se dio el beso... (link)

El director Mauro Mendonça Filho reveló que el 'histórico' beso de Félix y Niko casi no sale al aire. Que grabaron tres versiones y la dirección de la Globo vetó la más explícita. Ya cuando fueron a reeditar el capítulo final, dieron luz verde y 'sucedió el milagro'. Tuvieron que poner una bien suave. Pero estuvo a punto de no salir al aire... como en América, que ya lo tenía grabado y se cortó.

Ver: Beso lésbico, acuerdo polémico... (link)

Como 'contrapeso' Walcyr Carrasco incluye en Verdades... un peliagudo romance entre Anthony (Reynaldo Guiannechini) y el estilista francés Maurice (Fernando Eiras)

Prostitución masculina en las altas esferas...

Ver video: Anthony pasa la noche con Maurice

La reciente experiencia de Gilberto Braga en Babilonia (2015) prueba que el asunto no fue superado y aún hay tela por donde cortar. 

Ver: El beso de la venganza (link)

Para leer más sobre el tema gay y su tratamiento en las novelas de la Globo vean:

El beso prohibido: la homosexualidad en novelas brasileñas (link)


2 comentarios

  1. Pode acrescentar mais uma novela,nesta sua excelente lista!Em I love Paraisopolis,Junior é um modormo gay de fidelidade canina a patroa Soraya!Mau carater,preconceituoso e extremamente venenoso,o tipo se escondia atrás da capa de modormo,pois no passado morou na comunidade,e trabalhava em uma boite,como a drag Juneca Purpurina!Extremamente afetado,agora na reta final da maluca trama de Alcides Nogueira,Juneca se apaixonou perdidamente pela cozinheira de Soraya,Urbana,a quem passou a novela toda humilhando!Urbana conresponde as investidas e sonha em se casar!I love foi uma boa novela,uma fábula,um conto de fadas passado em uma favela,sem abordar os temas cruciais a estas comunidades!Sua historia central foi extremamente fraca,e há muito que se acabou,mas foi salva pelos excelentes nucleos paralelos!Nao precisava ir por este caminho tao improvavel!Ainda que seus autores tenham conseguido debochar do moralmente correto em muitos momentos,caiu no lugar comum com a conversao de Junior a hetero e so reforçou esta fixaçao dos autores globais com a redençao gay!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser una epidemia que está diezmando las tropas del Projac, jajaja... Esa, creo, es la mejor prueba que hay más gays que nunca... que los quieran convertir a toda costa...

      Eliminar

¡Gracias por tu opinión! No olvides que necesitas identificación para dejar tu comentario. Averigua cómo registrarte haciendo click aquí.